Temporada 7

The Walking Dead: Temporada 7 (2016)

Hasta este punto, nuestros personajes han vivido a través de conflictos… Enfermedades, hambre, hordas de no-muertos, tragedias, traiciones y pérdidas impensables. Gracias a esto, se han convertido en formidables. Poderosos. Imparables. Para empezar la séptima temporada, ese poder se les arrebata. Habían encontrado seguridad y estabilidad. Habían creado un hogar. Habían pensado que el mundo era suyo. Habían pensado que conocían el mundo. Se equivocaban. La primera mitad de la séptima temporada nos muestra nuestro grupo fracturado, roto, diezmado y recogiendo los pedazos mientras viven bajo el yugo de la opresión. Negan conseguirá poner a los supervivientes bajo su control, convenciéndolos brutalmente de vivir bajo sus reglas con un ejemplo letal y horrible de lo que pasa si no lo hacen. Otros personajes no son conscientes de lo sucedido, pero se han separado del grupo por incidente o por elección – y aprenderán que no pueden escapar a este nuevo giro de su mundo tampoco. Esta primera mitad de la temporada es sobre estos personajes volviendo a empezar. El tema general de la temporada es volver a empezar. El mundo no es lo que ellos pensaban que era. Es más grande e incluso más peligroso.